Hacer que las rosas duren para siempre

Escrito Por: admin Publicado En: Hits: 17 Comentario: 0
Hacer que las rosas duren para siempre

Sin lugar a dudas cuando enviamos flores lo hacemos no solo por la belleza que son capaces de transmitir si no por los sentimientos e intenciones que para nosotros representan.

Indiscutiblemente a muchos seres humanos nos gustaría conservarnos bien eternamente y con las flores no es la excepción; dado que las rosas son las flores más regaladas definitivamente quisiéramos que se conservaran intactas para toda la vida.

¿Cómo hacer que las rosas duren para siempre?

Sin lugar a dudas cuando enviamos flores lo hacemos no solo por la belleza que son capaces de transmitir si no por los sentimientos e intenciones que para nosotros representan.

Indiscutiblemente a muchos seres humanos nos gustaría conservarnos bien eternamente y con las flores no es la excepción; dado que las rosas son las flores más regaladas definitivamente quisiéramos que se conservaran intactas para toda la vida.

Por desgracia el término “para siempre” en realidad no existe en ningún caso, pero sin embargo si podemos hacer que las rosas prolonguen su tiempo de vida por varios años.

A este tratamiento se le conoce con el nombre de “rosas preservadas” o “liofilizadas”, el cual ha tomado mucho auge en los últimos años pues pareciera que efectivamente la rosa no sufre daño ni envejecimiento alguno.

Gracias a lo anterior hoy en día podemos conservar rosas inclusive de colores no naturales como por ejemplo: azul celeste, negro o todos los tonos del arcoíris en una misma flor. Entonces, para que tengas una mejor idea de cómo se lleva a cabo el proceso de preservación de una rosa, a continuación te lo explicamos a detalle.

  • Se seleccionan las rosas que cumplan con los más altos estándares de calidad en cuanto a tamaño, forma, color, frondosidad, largo de los tallos y belleza para asegurar el procedimiento.

 

  • Después la rosa se coloca en canaletas que contienen una sustancia completamente natural y biodegradable parecida al azúcar, elaborado a base de agua, estabilizantes, colorante alimentario y glicerina. Las rosas se introducen por los tallos y la savia y el agua van desapareciendo para dar paso al líquido antes mencionado; durante este paso es necesario cuidar la temperatura del cuarto de preservación.

 

  • Terminado el proceso anterior se lava y se deja secando en unas cámaras especiales durante varios días revisando minuciosamente que no haya quedado humedad y no se hayan generado bacterias u hongos.

 

  • Terminado el proceso de secado se revisa de nueva cuenta la rosa para quitar todas aquellas hojas y/o pétalos que se hayan dañado.

 

  • Finalmente se lleva a cabo un último control de calidad para revisar completamente la rosa y checar que esté en perfectas condiciones.

Este procedimiento de preservación de la rosa puede durar entre 7 y 20 días, pues depende del tamaño de la flor y factores como la temperatura del líquido, el tiempo, la calidad del agua, temperatura ambiental, tipo de sustrato y materia prima que influyen en el proceso.

El método de preservación existe desde hace varios siglos, pues los incas por ejemplo, lo utilizaban para sus alimentos, dejando que se congelaran durante la noche para que al siguiente día al amanecer con la baja de presión atmosférica y los primeros rayos del sol se produjera la sublimación del agua y con esta el secado de los mismos.

En la actualidad ya podemos encontrar productores de preservación de flores en casi todo el mundo, utilizando la misma guía de procedimientos con algunas variantes propias que les dan mejores o diferentes resultados. Algunos de los países productores de rosas preservadas son España, Alemania, Francia, Italia, Hungría, Estados Unidos, Canadá, Kenia, Sudáfrica, Colombia y Ecuador.

Aquí también cabe mencionar que el tiempo estándar de duración de una flor preservada oscila entre los 3 y los 5 años; no queriendo decir con lo anterior que al término de éste periodo la flor se marchite, si no que su aspecto ya no será el mismo. Los factores que pueden influir en el tiempo de preservación de una flor son:

  • Porcentaje de humedad del ambiente.
  • Exposición constante y/o directa al sol.
  • Manipulación que le demos a nuestra rosa; por ejemplo cambiarla constantemente de lugar o moverla bruscamente al limpiar el espacio donde se encuentra.

También hay que tener en consideración que no todas las flores actúan de la misma manera, hay unas que van perdiendo color mientras que otras se oscurecen; el tamaño y la forma también pueden sufrir variaciones, como por ejemplo hacerse más pequeñas o curvarse.

Al ser las rosas parte de la vegetación natural debemos tener en cuenta ciertas indicaciones para mantenerlas en optimo estado si queremos preservarlas más de 5 años. Ejemplo:

  • Colocarlas única y exclusivamente en la parte interior de tu casa u oficina.
  • Preferentemente mantenla lejos de los rayos directos del sol para que conserve su color.
  • Trata de no tocarlas en la medida de lo posible, ya que las rosas son flores frágiles y si las estropeas no podrás recuperarlas.
  • Se recomienda un porcentaje de humedad menor al 70%.
  • Teniendo en cuenta el punto anterior, tampoco pueden regarse ya que a parte no lo necesitan.
  • Por ningún motivo las pongas cerca de una fuente de calor como: chimeneas, estufas, calefactores, radiadores o lámparas.
  • Mantenerla dentro de un contenedor de cristal evitará el polvo, los insectos, movimientos bruscos inesperados, etc.

 

A parte de utilizar las rosas preservadas como regalo, ya sea en un cumpleaños, San Valentín, día de las madres, etc., también está tomando auge entre las novias que quieren preservar su ramo y con esto evitar cuidarlo a cada momento durante el evento; así mismo, ya se utilizan coronas de flores ya preservadas como adornos para el cabello o incluso letreros que contienen rosas preservadas.

Finalmente hay que tener en cuenta el lugar en donde compramos nuestra rosa, pues debido a la gran demanda últimamente podemos encontrar versiones falsas con costos menores y por ende con mucha menor calidad.

Foto Editora

Por Marcela Vazquez

Deja un Comentario

Captcha