¿Qué puedo hacer para que no se marchiten las flores?

Escrito Por: admin Publicado En: Hits: 19 Comentario: 0
¿Qué puedo hacer para que no se marchiten las flores?

Las flores son sin duda el regalo más bello que podemos recibir, sin embargo también uno de los más efímeros. Al ser parte de la naturaleza tienen un tiempo contado de vida, el cual inevitablemente se reduce cuando son cortadas de su hábitat natural y pasan a ser parte de un ramo o arreglo floral.

¿Qué puedo hacer para que no se marchiten las flores?

Las flores son sin duda el regalo más bello que podemos recibir, sin embargo también uno de los más efímeros. Al ser parte de la naturaleza tienen un tiempo contado de vida, el cual inevitablemente se reduce cuando son cortadas de su hábitat natural y pasan a ser parte de un ramo o arreglo floral.

Claro que sabemos que en este mundo nada es para siempre, pero las cosas hermosas quisiéramos que nos duraran mucho tiempo. En los últimos años ha habido cierta renuencia por parte de algunas personas para recibir flores naturales debido tal vez a la nostalgia que les invade por saber que sus flores se marchitarán y terminarán en el cesto de basura; Inclusive hay quienes piensan que es un regalo innecesario o un derroche de dinero que bien se podría utilizar en otras cosas.

Aunque creemos que todo lo anterior va encaminado a que no conocen las diferentes formas que existen para cuidar sus flores y hacer que duren por mucho más tiempo.

Si tú también te has encontrado en ese entredicho y más de alguna vez te has preguntado: ¿qué puedes hacer para evitar que las flores se marchiten? Has llegado al lugar correcto, pues a continuación te daremos excelentes tips y consejos que te ayudarán muchísimo para que cuando tengas la inmensa fortuna de volver a recibir flores o que simplemente decidas comprarlas por gusto propio, puedas disfrutar de ellas por un periodo más prolongado.

1. Limpia bien los tallos de tus flores antes de colocarlas en el jarrón. Esto es muy importante para quitarles toda la tierra o el polvo acumulado, además de poder revisar a detalle si tienen algún animalito o basura que pueda contaminar el agua.

2. Quita bien todas las hojas del tallo, sobre todo aquellas más bajas que puedan entrar en contacto con el agua del jarrón o el recipiente donde vas a depositar tus flores. Esto también además de ayudar para que no se contamine el agua les sirve para qué se encuentren mejor hidratadas, ya que los orificios que quedan en los tallos donde quitaste las hojas hacen que absorban mucho más agua.

3. Cambia el agua del recipiente. Durante el verano tienes que cambiarla diariamente, mientras que en las otras estaciones del año la puedes cambiar cada dos o tres días. Recuerda que las flores absorben gran cantidad de agua y mantenerla limpia asegurará que se marchiten con menor rapidez.

4. Aliméntalas. Compra nutrientes en tiendas especializadas para flores, los llamados “Food Flower” o comida para flores contienen muchos nutrientes que las ayudan a mantenerse en buen estado; entre ellos la glucosa. Pero si no tienes al alcance una tienda de alimentos para flores, puedes sustituirla por azúcar simple. Una cucharada sopera de azúcar por cada 2 l de agua, bien diluida cada qué cambies el líquido será suficiente. Ten en cuenta que debe ser azúcar natural, de preferencia morena pero nunca sustituto o miel de ningún tipo.

5. Nutre los tallos. Mantener los tallos bien nutridos permite que el agua pase libremente hasta la flor, esto se logra agregando un elemento ácido al agua; por ejemplo una aspirina pulverizada o una cucharada de jugo de lima o limón sin restos de semillas o gajos.

 

6. Corta los tallos. Esto también ayudará a que tus flores se marchiten con menor rapidez; ya que al cortarlos constantemente vas quitando lo que se pudiera ir pudriendo. Lo ideal es cortarlos de manera diagonal aproximadamente con una medida de 1 cm, cada dos o tres días. Este corte en diagonal es ideal para que el tallo no se asiente completamente sobre el recipiente y pueda absorber de manera más rápida y eficiente el agua.

7. Mantén tus flores lejos del calor. Es importante mantener las flores en un lugar fresco, alejado de cualquier foco de calor como; radiadores, aires acondicionados en modo calefacción, electrodomésticos conectados a la luz, estufas u hornillas y el sol directo.

Así mismo evita las zonas con cambios bruscos de temperatura.

8. Elige las flores que crecen cerca. Otro punto importante para que las flores no se marchiten pronto es elegir las que crecen naturalmente cerca de tu zona, ya que se conservaran mejor y por más tiempo en contraposición a las flores tropicales o de climas muy diferentes al tuyo y que han sido transportadas durante un largo trayecto.

9. Aléjalos de la fruta. Las frutas generan un gas llamado etileno que acelera el proceso de descomposición; la manzana es la que más gas genera.

10. Elige flores cerradas o en botón. Con esto aseguraras por lo menos dos semanas de duración, ya que las flores muy abiertas irán desprendiéndose de sus pétalos a los poco días de adquiridas.

11. Cuida el nivel del agua. No debe sobrepasar la mitad del tallo y sobre todo no mojes los pétalos ya que se pueden poner negros o lo que comúnmente conocemos como quemarse.

12. Cuídalas de las bacterias. Las bacterias se reproducen en el agua, por lo tanto añade unas gotas de lejía, alcohol o enjuague bucal; pues estos previenen la reproducción de bacterias.

Estos solo son algunos consejos que te ayudaran a prolongar la vida de tus flores y evitar que se marchiten con rapidez, pero es necesario llevarlos a cabo en conjunto para obtener mejores resultados.

Foto Editora

Por Marcela Vazquez

Deja un Comentario

Captcha